¿Cómo mantener el latir de un buen corazón?

Cada año, en México fallecen 121 mil personas por enfermedades cardiovasculares1. Las enfermedades del corazón se han convertido en un problema de salud pública debido al incremento en los factores de riesgo como la obesidad, la diabetes mellitus, el tabaquismo, la hipertensión arterial o la insuficiencia cardíaca. El factor de riesgo con más incidencia es la insuficiencia cardíaca, que ha incrementado un 2% en los últimos años, lo que significa que afecta casi a 1,6 millones de mexicanos. Para evitar el deterioro del sistema cardiovascular, es importante adoptar medidas preventivas como mantener una alimentación sana, realizar actividad física y reducir el consumo de sal, alcohol y tabaco.

corazon El sistema cardiovascular, compuesto por el corazón y los vasos sanguíneos, es el responsable de hacer circular la sangre por el cuerpo para suministrarle oxígeno y nutrientes. El corazón es el músculo que bombea la sangre rica en oxígeno y nutrientes, a los tejidos del cuerpo a través de los vasos de la sangre. En promedio el corazón late 3 millones de veces al mes. Lo que corresponde a 100 mil veces al día, o a 70 latidos por minuto. La cantidad de latidos del corazón dependerá de la persona y de sus hábitos; es decir, los latidos son diferentes de un niño a un adulto, a un deportista de alto rendimiento.

Pero, ¿qué pasa si algo está mal?

Doctoralia -plataforma líder mundial que conecta profesionales de la salud con pacientes, transformando y mejorando la relación entre ellos-, cuenta con especialistas dedicados a tratar enfermedades y complicaciones que puedan afectar al corazón. El Dr. Carlos Laertes Cruz, Cardiólogo, especialista en unidad coronaria y que pertenece a la red de Doctoralia, comenta: “Los avances en el cuidado del corazón (Cardiología) son cada vez más grandes y trascendentes a nivel mundial, por lo que la actualización continua de los conceptos y tratamientos de vanguardia son prioridad en el ejercicio de mi especialidad en beneficio del paciente y su familia, ofreciéndole una atención con calidad y calidez”. Y agrega: “Dentro de nuestras funciones como Cardiólogos Clínicos se encuentran evaluar al paciente con riesgo de enfermedad cardiovascular con la finalidad de prevenir o retrasar la aparición de complicaciones, así como diagnosticar y brindar tratamiento a aquellos pacientes que sufren algún padecimiento cardiovascular con el objetivo de aliviar sus síntomas y mejorar su calidad de vida”.

Por su parte, la Dra. Átala Judith López, miembro también de la red de Doctoralia, comenta: “Los padecimientos cardiovasculares son una de las primeras causas de muerte en México. La población en general minimiza sus síntomas, y ese es el motivo del retraso del diagnóstico. La gente debe tomar importancia en su salud y acudir a revisiones médicas preventivas. Cualquier dolor de pecho puede resultar en algo de mal pronóstico”.

¿Y hablando de infartos al corazón?

Las Enfermedades Cardiovasculares (EVC) son la principal causa de muerte en todo el mundo. Cada año mueren más personas por ECV que por cualquier otra causa. Se calcula que en 2012 murieron por esta causa 17,5 millones de personas, lo cual representa un 31% de todas las muertes registradas en el mundo. De estas muertes, 7,4 millones se debieron a la cardiopatía coronaria, y 6,7 millones, a los ataques al corazón y los accidentes vasculares cerebrales EVC.2

Existen muchos tipos de enfermedades cardíacas, pero la causa más común es el estrechamiento o bloqueo de las arterias coronarias, los vasos sanguíneos que suministran sangre al propio corazón. Esta patología se conoce como enfermedad de las arterias coronarias y se desarrolla lentamente con el transcurso del tiempo. Es la causa más importante por la cual las personas sufren infartos.3

Dejando a un lado las enfermedades hereditarias, es decir, transmitidas de padres a hijos, las enfermedades cardiovasculares son prevenibles y pueden evitarse con ajustes en el estilo de vida, pues están relacionadas con la obesidad, la mala alimentación, la falta de actividad física, el tabaquismo y consumo de alcohol.

Los síntomas más comunes para saber si se está sufriendo de algún tipo de infarto o accidente vascular cerebral son: el dolor torácico, que generalmente viene combinado con ansiedad, tos, mareos, vértigo, náuseas, vómito o dificultad para respirar; así como también sentir un dolor que irradia del pecho hacia los brazos, el hombro, el cuello, los dientes, la mandíbula, el área abdominal o la espalda.

Además de realizar actividad física y mantener una buena alimentación, es recomendable realizar chequeos con el médico especialista para prevenir enfermedades cardiovasculares sean o no de tipo hereditario. ¡Debemos aprender a escuchar a nuestro cuerpo!

fb_doctoralia_logo_1500x768

1Secretaria de Salud de México
2Organización Mundial de la salud
3NIH: Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s